desatrancos baratos

fontanero cerca trova dance

Poceros Y Desatrancos
Mostoles 70€ La Hora,FONTANEROS MOSTOLES

El cine Europa no existe ya como cine Después de años de abandono, en 1995 sufrió una insólita transformación y se ha convertido en centro comercial de Saneamientos Pereda. Comercialización al por mayor y al por menor, transporte, distribución e instalación de productos para cerramientos de exteriores y de inmuebles en general, pvc, aluminio y madera. Aparte de esto inauguráronse, merced á la iniciativa particular, hospitales provisionales en los barrios extremos de Madrid, donde la población proletaria alcanza mayores cifras de existencia, siendo el primero en instalarse el de la Prosperidad, debido a la activísima gestión de los conocidos industriales Sres.

El periodista y político del siglo XIX Angel Fernández de los Ríos en su obra de 1876, Guía de Madrid, se refiería al arrabal de la Prosperidad como un escaso conjunto de 19 casas nacido en 1868 en torno al antiguo camino de Hortaleza y que se había desarrollado en los últimos años en medio del más deplorable desorden de rasantes y alineaciones. En su reconstrucción se gastaron más de 160 millones de pesetas (un millón de Euros) y en la actualidad es Colegio público del Ayuntamiento y uno de los Centros Culturales más importantes de la capital. Plaza Sagrado Corazón de Jesús, en Madrid (La Prosperidad) -Antigua Plaza Moret-.

Excepcionalmente, hay ejemplos de edificios con cierta pretensión en calles interiores, como es el de la foto que se incluye en el texto, en la calle de Malcampo nº 9. También tuvo gran presencia la autoconstrucción debida en parte a los maestros de obras y albañiles, que se repartía especialmente por las calles interiores. En el centro del patio interior había una tapa de alcantarilla (el pozo”) y una rejilla de sumidero.

El sistema pedagógico utilizado en el centro era especialmente vanguardista en la época y su nivel tan alto que llegó a ser conocido como el Coloso de Chamartín” También es de este periodo el Colegio Isidro Almazán, actual C.P. Luís Bello, en la calle de Luís cabrera nº 66, y el C.E.I.P. Padre Poveda, en la calle Luís Larrainza. En la posguerra la ingente inmigración a Madrid hizo que la población del barrio creciese vertiginósamente y ello se nota en el aumento de construcciones y en su tipología, adaptada a las condiciones socioeconómicas de los recien llegados. El de la izquierda es el comunal, y el de la derecha pertenece a la casa principal.

Parece que solo el aguante de los orientales, el trabajo en familia y las muchas horas de apertura permite el sostenimiento de las tiendas de barrio. En el caso de esta mínima zona industrial de la Prosperidad, las empresas han convivido sin conflicto con las áreas residenciales, fundamentalmente por el tipo de actividad no invasiva que venían desarrollando. Una curiosidad: como los tranvias circulaban pegados a las aceras, para permitir la fácil subida y bajada de viajeros, los vehiculos aparcaban en el centro de la calle.

Este tipo de iniciativa tuvo un antecedente en antiguo Asilo de las Hermanitas de los Pobres en Cartagena con vuelta a López de Hoyos, cuyas ruinas se recuperaron para levantar un centro residencial de la tercera edad de alto nivel, actualmente en funcionamiento. A la altura del Parral, es decir en la Gindalera antes de cruzar la Avenida de América tenía una sección en forma de trapecio. La zona más verde, en el centro, es actualmente un parquecito con zona infantil y terrazas para los bares de la zona. Otras veces el salto había que practicarlo sobre un grupo de burros mas menos largo. A Madrid solo llegaban compañías como el Circo Ruso el Americano y te tenían que llevar al circo.

Por supuesto que existía el intercambio de cromos, en los patios de los colegios, en la calle, en cualquier sitio y lugar. Complejo juego que consistía en montar circuitos en la arena en el pavimento, con sus cunetas de tierra señales de tiza, sus puertos, curvas y rectas de meta. La gran vía de Prosperidad es la avenida de López de Hoyos, dedicada al catedrático, presbítero y cronista don Juan López de Hoyos, que fue maestro de Cervantes y autor de la Declaración de armas de Madrid. Yo viví en el barrio hasta el 73, por lo que nos habremos visto en la calle cientos de veces.

Una iglesia y un mercado pugnan por dar a esta plaza entidad de plaza mayor, centro neurálgico de un barrio que siempre ha sabido afrontar con buen humor su irónica denominación, que los vecinos abrevian por la vía de lo castizo hasta dejarla en Prospe, La Prospe, con las dos pes explotando en los labios como truenos. La Prosperidad pillaba cerca del barrio, lo circundaba en los chalés de El Viso y de la Ciudad Jardín, en los últimos bloques del barrio de Salamanca y en las últimas villas y quintas de Chamartín.

El Gran Wyoming, guía nativo criado en La Prosperidad, recuerda los felices días del Ateneo Politécnico , una academia privada reconvertida en centro de actividades culturales, lúdicas y festivas por voluntad de su propietario, cuyo edificio cobijó actuaciones musicales de grupos de casa, locales de ensayo y una popular guardería. El nuevo centro cultural se convirtió, más que mediados los años setenta, en un vivero de actividades en el que germinaron los más desmandados talentos musicales de lo que empezaba a llamarse, movida madrileña”.

Como un transatlántico varado en el asfalto, el nuevo Auditorio Nacional de Madrid ocupa una vasta extensión en el confín de La Prospe”, dando un barniz clásico a las inquietudes musicales de los jóvenes creadores locales. La urbanización marginal del extrarradio de Madrid: una respuesta espontánea al problema de la vivienda. Llevo desde el año 1950 viviendo en la colonia histórica de la Unión Eléctrica Madrileña a la que vine siendo un niño entonces, era un pueblo cercano a Madrid que se anexionó a la capital en 1954.

También fabricaban para disimular entre otros… cuenta/kilómetros, carburadores para SEAT - Renault y relojes Cid. La afirmación que haces de que la fábrica Bressel era una tapadera de armas de guerra para el extranjero” es un poco gratuita e incierta. Esta empresa empezó fabricando piezas de automóvil de todo tipo, desde cuadros de mando, relojes, carburadores, etc, etc. El libro de Juan José Millas, donde nos cuenta sus experiencias vividas de niño en La Prospe”, es El Mundo.

No se cuando, pero llegó una empresa italiana(perteneciente al grupo Fiat) que la compró, que se hizo con el capital, no lo sé, y fue cuando se empezó a la fabricación de la espoleta para su posterior montaje, como en Santa Bárbara(no se si en Burgos, Palencia…). No recuerdo que nadie de la familia tuviera acidez, pero el caso es que mi hermano pequeño, yo mismo y mis amigos la usábamos como una especie de chuchería refresco: echábamos un poco de aquel polvo en la palma de la mano y a continuación escupíamos, empezaba a hacer espuma y entonces nos lo tragábamos.

A lo mejor me tuviste que soportar alguna vez tocando la gaita en el chigre… Yo tengo 54, así que hasta seguro que fuimos compañeros en el colegio. Tal vez quieras saber que Eleuterio Sánchez, El Lute”, estuvo escondido en el barrio de la guindalera antes de ser detenido por la guardia civil y que vivió en el barrio de la Prospe al salir de la cárcel. Por suerte, en Internet se pueden encontrar últimamente cosas muy buenas sobre la historia de Prosperidad (hasta hace unos años lo poquito que había en papel solía ser incompleto e incluso con errores). Cuando estaba a medias lo compró el Obispado de Madrid para convertirlo en iglesia parroquial del barrio.

Aunque se recibió con entusiasmo la propuesta, ha costado mucho trabajo que se preparasen cosas, pero finalmente parece que ya hay algunas actividades para celebrar a lo largo del 2012 el sesquicentenario ( sea, 150 aniversario) de Prosperidad. Mañana martes 13 de diciembre a las 19:00 voy a dar una conferencia en el centro cultural Nicolás Salmerón sobre lo que conozco del origen y primeros años de la historia de Prosperidad. El que debió vivir en la calle de Canillas es el escritor Juan José Millas, en alguna de sus novelas no recuerdo el titulo cuenta cosas muy entrañables, seguramente producto de sus recuerdos de la infancia.

Bueno, los pijos es que nos tenían miedo a todos (la verdad es que, a la salida del Colegio, ibamos allí a quitarles las canicas buenas, las que llamabamos de ponche”). Bueno, a ver si el principal de este Blog me escribe porque igual hasta nos conocimos dado que, viviamos en la misma Calle y yo también fuí al Colegio Isidro Almazán. Y allí estuve de visita hace tiempo, -fué cuando Ynestrillas dió un Acto en la Prospe y gente de VK nos pidió fueramos a la Escuela por si era atacada. Un tipo que trabajaba en RANK XEROX se la quiso comprar por 500.000 pesetas en 1984.